Posts etiquetados ‘crossfit’

Atras han quedado las dietas bajas en grasa de los 90s, ¿Quién no se acuerda? Productos bajos en grasa por aquí y por allá, etiquetas de “Low Fat” en todos los anaqueles del super… Sonaba lógico, ¿no es así? Para bajar la grasa había que comer menos grasa ¿cierto?. Pero los grandes productores de comida se dieron cuenta de un pequeño detalle, nuestros cuerpos amaban la grasa de los alimentos, y un producto sin grasa era un producto insípido y no de muy buena venta, ¿entonces cuál fue la solución? ¡Cambiar la grasa por azúcar y harinas refinadas! Todo mundo pensó que al no haber grasa podía comer lo que quisiera de carbohidratos y azucares, después de todo, la famosa pirámide de la salud gringa nos mostraba en su base productos hechos con trigo y cereales en su mayoría.

Por esa misma época todo cambio, la tecnología hizo nuestra vida más sencilla, otorgándonos formas de entretenimiento que no requerían mucha de nuestra energía física. Tengo 33 años y recuerdo que de niño una televisión a color era sinónimo de vanguardia, pero al poco tiempo surgió la videocasetera Betamax, luego el VHS, en esos días la televisión por cable, poco después la primera computadora personal (mi papá trabajaba en IBM), un par de años después el primer Nintendo, por aquella epoca comenzaron los walkman también. Llegando a mediados de los 90s los videojuegos portatiles como Gameboy y sus clones, el servicio de televisión satelital; muy pronto los celulares y el Internet. Y todos recordamos ya en la historia más reciente los videojuegos más avanzados, los smart phones, y todas esas chucherías de entretenimiento sencillo pero cada vez mas absorbente…

Ahora un poco de ciencia. Los carbohidratos y las grasas son para el cuerpo fuentes de combustible, hagamos una analogía con turbosina y la gasolina como fuentes de energía. La grasa sería en este caso la gasolina del auto común y la que alimenta un sedan, los carbohidratos serían la turbosina propulsando un jet. En nuestro organismo los carbohidratos se convierten en glucosa y para almacenarse en glucógeno. La grasa se convierte en ácidos grasos y luego en trigliceridos para almacenarse. Las grasas serían nuestra gasolina y los carbohidratos nuestra turbosina, dependiendo de nuestra actividad, el cuerpo prefiere una u otra. Para realizar nuestras tareas más sencillas, la grasa es la mejor opción, para realizar nuestro entrenamiento intenso o más demandante los carbohidratos son preferidos por nuestro cuerpo. Ahora bien, ¿Qué pasa con un mundo donde todos hacemos cosas a “baja intensidad” como caminar, o estar sentados (usando gasolina/grasa) pero nuestra dieta es mayormente de carbohidratos y baja en grasa? ¡Pues tenemos una epidemia de obesidad mundial! Todos los carbohidratos al no usarse se almacenan y peor aún si se consumen refinados en su mayoría, causan resistencia a la insulina (ya no pueden absorberse con facilidad) y se quedan en el torrente sanguíneo causando problemas de hipertensión y diabetes.

Hoy en día la tendencia es temer y evitar a toda costa los carbohidratos: Se evitan azucares, harinas, cereales, panes, refrescos azucarados, jugos, galletas, ciertas verduras e ¡inclusive frutas! Y por otro lado la ingesta de grasas saturadas se promueve sin restricción, vemos a personas ingiriendo grandes porciones sin temor de tocino, aceite de coco, manteca ¡e inclusive barras completas de mantequilla como un snack!

La pregunta: ¿Los carbohidratos son malos o es la grasa el enemigo? Ya no es tan fácil de responder ¿no es así? Todo depende de el tipo de actividad que realices y de tu resistencia la insulina. Si has pasado toda tu vida en inactividad, consumiendo galletas y refrescos, y tienes algo de sobre peso, lo más probable es que los carbohidratos no te sienten bien y que una dieta más alta en grasa sea lo mejor. Pero si levantas pesas en el gym, practicas deportes, y eres esbelto, lo más probable es que la mejor fuente de combustible para ti sean los carbohidratos.

Contáctanos a través de este medio o a través de nuestra pagina de Warrior Nutrition para que armemos un programa personalizado de dieta para ti, tomando en cuenta tu metabolismo, tu actividad, pero sobre todo TUS GUSTOS!!

Espera la segunda parte, y ¡libérate de los miedos infundados que las redes sociales y amigos quizá hayan dejado en ti a cerca de algún nutriente o componente de tu dieta!

Roberto Aguilar 

warriorfitnesstore@hotmail.com

carbs-are-good-400x400

Anuncios

Hay 2 razones fundamentales para la valoración inicial a nuestros clientes de nuevo ingreso. Como sabrán, no todos nuestros clientes son iguales; tanto en objetivos como anatómica y fisiológicamente.

 

Habrá quien de nuestra gente este listo para llevar su entrenamiento al siguiente nivel, gente que este aburrida de las rutinas tradicionales del gimnasio, gente que quiera mejorar en su deporte, y la gran mayoría que este buscando perder los kilitos de más o obtener mayor masa muscular.

 

La primera parte de la valoración a nuestros clientes debe incluir sus metas u objetivos al estar con nosotros, y en la medida de lo posible todo lo que hagamos debe de estar encaminado a esa meta. Cuantificar su estado inicial y que tan lejos estan de ese objetivo.

 

La segunda parte de la valoracion inicial, debe de analizar la anatomía y fisiología de nuestro cliente, un listado de proporciones fisicas, rangos de movimiento, flexibilidad dinamica y pasiva, desbalances musculares, simetria, etc. Todo esto con el fin de evitar lesiones que puedan estar presentes en un futuro. Recordemos que como entrenadores no basta ser impecables en la enseñanza de la correcta ejecución de los ejercicios, también debemos estar conscientes de que no todas las personas son fisiológica y anatómicamente capaces de realizar muchos de ellos al menos en un inicio. ¿Que sentido tiene programar enviones con barra a alguien que llega a nuestro gimnasio por primera vez, si no hemos valorado su movilidad del hombro? Esto es peligroso aun usando solo un palo de escoba o una barra de PVC.

 

La valoración inicial es tan importante para el entrenador como para nuestros clientes. Muchas veces en elementos posturales, por ejemplo, es común que nuestros clientes no se den cuenta de sus propias deficiencias. Otra razón es porque al nosotros mayormente estar trabajando en clases grupales, es difícil recordar los resultados de las valoraciones e imposible revisar nuestros registros a a la mitad de una clase, si nuestros clientes están conscientes de sus deficiencias, podrán ellos mismos facilitarnos la tarea. Es el trabajo del entrenador a través de esta valoración hacer a nuestros clientes conscientes de todo esto .

 

Roberto Aguilar

overhead